Lubricantes anales: guía para curiosos

person Publicado por: Sex Shop Boutique En: comment Comentario: 0 favorite Visitas: 68

Lubricantes anales: guía para curiosos

Estamos de acuerdo: la clave para una vida sexual saludable en pareja es la comunicación y el deseo de explorar junt@s. El sexo anal puede ser una experiencia increíble para amb@s miembros de una relación. Sin embargo, por muy tentador que sea, hay un componente muy importante -salvador- para este tipo de sexo: el lubricante anal.

Sin lubricante, la experiencia del sexo anal puede no ser tan placentera y podemos quedar encerrados en experiencias del pasado que no han sido tan buenas. Por eso, con la preparación correcta y con el uso de este producto mágico, esta variante del sexo puede ser una experiencia increíble. Intentaremos despejar las dudas de curiosos y curiosas.

¿Qué es el lubricante anal?

El lubricante anal es una sustancia líquida que ayuda a hacer del sexo anal una experiencia más agradable para amb@s.

La vida real no es como el porno. No puedes avanzar y esperar que tu pareja disfrute y ya. Se trata de entrenarlo, de generar una situación cada vez más cómoda y disfrutable. En este sentido, el lubricante anal es perfecto para conectar con el placer y crear esa conexión clave entre las dos personas.

¿Por qué es importante el lubricante anal? 

La vagina puede crear su propio lubricante, pero cuando se trata de la zona anal, ésta necesita un poco de ayuda. El lubricante ayuda a hacer el proceso un poco más divertido y confortable: puede aumentar la sensibilidad, relajar los músculos y proporcionar un efecto de amortiguación, ayudando de esta manera a prevenir lesiones.

Los diferentes tipos de lubricantes anales 

Hay diferentes tipos de lubricantes en el mercado y algunos están diseñados específicamente para el juego anal. Repasemos los que funcionan mejor para esta situación en particular: 

Lubricantes gruesos a base de gel: funcionan mejor para el sexo anal ya que no se seca tan rápido. No tendrás que preocuparte por aplicarlo con demasiada frecuencia.

Aerosoles/geles relajantes: estos son ligeramente diferentes de los lubricantes ya que ayudan específicamente a la relajación generando un momento evidentemente más placentero y agradable. Plus: Los aerosoles tienen un aroma delicioso.

Qué evitar

Lubricantes a base de agua: Los lubricantes a base de agua son generalmente insuficientes para el sexo anal y necesitarán ser aplicados más de una vez. Sugerimos mantener lubricantes a base de agua sólo para el sexo vaginal o la masturbación.

Lubricantes adormecedores: El uso de lubricantes adormecedores durante el sexo anal puede sonar, en teoría, una buena idea. Sin embargo, nosotr@s creemos importante que estés plenamente consciente de todas las sensaciones que van sucediendo allí abajo, para entender lo que te gusta y lo que no. 

¿Cuánto debes usar? 

Desde el vamos, tenemos que aclarar que nunca es mucho lo que estás usando cuando de lubricante anal se trata. Es decir, puedes pensar que estás usando demasiado, pero la cantidad depende de ti y de tu pareja. Cuanto más, mejor. El lubricante termina siendo esencial para reducir la fricción, para alcanzar el máximo relax en la pareja y hacer la experiencia más placentera. Siéntanse libres, vuélvanse loc@s, y derrochen, derrochen mucho lubricante. 

Cómo aplicarlo

El lubricante puede estar muy frío cuando se aplica directamente, así que ten cuidado de no generar escalofríos en tu pareja. Te aconsejamos comenzar de a poco, colocando una pequeña cantidad en tus dedos, frotar y luego aplicar en la zona que deseas. En serio, hazlo con cuidado, es un producto demasiado fresco y puede generar reacciones no deseadas. 

Por otro lado, no tiene que ser sólo una aplicación: ¡repitan las veces que quieran a medida que avanzan! Siéntanse libres. Como hemos dicho, nunca es demasiado cuando se trata de lubricantes. 

Cómo comenzar con el lubricante anal 

Si eres nuev@ en esto del sexo anal, hay algunas cosas que debes tener en cuenta antes de ponerte manos a la obra: 

Llévalo lento y de a poco: seguramente, no querrás apresurar nada al principio. Tengan en cuenta reservar algo de tiempo para la entrada en calor. Probar con un juguete anal para principiantes es una opción recomendable e ideal para ir conociendo el cuerpo de cada un@.  

Trata de relajarte (tú y tu pareja): relajarse y sentirse cómodo es una de las partes fundamentales del sexo anal.

Habla con tu pareja: asegúrense de que haya comunicación. Si hay alguna molestia, si no se sienten bien haciendo algo o si quieren dejar de hacerlo, no callen. Quizás simplemente no es el mejor momento.

Otros consejos

El sexo anal puede ser muy placentero y es una excelente manera de que tú y tu pareja sigan explorando junt@s. Asegúrate de usar el tipo de lubricante anal correcto para que la experiencia sea satisfactoria y logren divertirse, que al fin y al cabo, es el objetivo. 

No te limites a probar un sólo lubricante y quedarte con una sola experiencia. En la variedad vas a encontrar el que mejor les funciona.

Desde Boutique queremos que continúes añadiendo valor a tu vida sexual y que sigas despertando tu curiosidad con nuevas y fascinantes experiencias. ¡Esperamos haberte ayudado! ;)


Etiquetas: lubricantes anales

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña